No puedo estar quieta

Cómo decorar espacios pequeños con papel pintado

A la hora de decorar, elegir papel pintado no es tarea fácil y si queremos decorar espacios pequeños nos surgen muchas dudas. ¿Podemos conseguir más amplitud visual usando papel? ¿Qué pared empapelamos? ¿Qué color? ¿Estampado o liso?. En este post tenéis algunas claves sobre cómo decorar espacios pequeños con papel pintado.

Cuando comenzamos a decorar o redecorar nuestra casa, lo primero que hacemos es buscar  inspiración en internet y en revistas de decoración. Decidirse entre tantas opciones y tantos estilos puede que nos lleve un tiempo, pero madurar las ideas es el primer paso.

Así que después de horas babeando en webs de decoración y una carpeta repleta de ideas, es hora de poner los pies sobre la Tierra y fijarnos en los espacios. Lamentablemente, en esos salones de las fotos podría entrar perfectamente la mitad de mi casa.

Sí, la realidad duele babies.

Papel pintado. Papeles de los 70. Decoración de espacios pequeños con papel pintado.

Los espacios pequeños son todo un reto. Y decorarlos con papel pintado puede ayudarnos a potenciar su encanto y crear rincones estupendos. Pero debemos tener cuidado con no abarrotar el espacio. A continuación tenéis algunas pautas para conseguirlo. Para ello, me he inspirado en algunas imágenes de los papeles pintados de la web Papeles de los 70. ¡Vamos allá!

 

Elegir bien el color

El color es nuestra gran arma para elegir el papel pintado de nuestras habitaciones. En los espacios pequeños es muy útil ganar en luminosidad para crear sensación de amplitud. Por este motivo elegiremos papeles pintados con colores claros y combinaciones suaves.

Colores suaves como el blanco, crema, beige, pasteles verde, azul, rosa, amarillo… son buenas opciones.

Si elegimos un papel pintado con un fondo claro y algún detalle sutil, daremos un toque personal a la estancia sin empequeñecerla. Si además, estos papeles tienen algún diseño, elegiremos los que tienen motivos de poco tamaño, en tonos suaves y no muy recargados.

Lo importante es ganar luminosidad sin restar en calidez y evitar en todo momento los papeles oscuros y muy recargados. Pero si os enamoráis de alguno, usadlo en una pequeña extensión e intentad que las demás paredes combinen en tonos claros.

 

Líneas para decorar espacios pequeños

Si os gustan las líneas, pueden ser vuestras grandes aliadas porque podemos jugar con ellas para cambiar la percepción visual que nos aportan los espacios. El uso de líneas en el papel pintado para habitaciones pequeñas nos es realmente útil tanto si son líneas horizontales como verticales pero el resultado es totalmente distinto.

Las líneas horizontales nos servirán para agrandar, dar amplitud y anchura.

En cabio, las líneas verticales harán que veamos el espacio con sensación de tener más altura de la que tienen.

 

Los estampados

Aunque también existen papeles pintados lisos, el protagonismo lo reciben los papeles estampados. Algunos diseños, como los inspirados en la naturaleza, proporcionan relajación y frescura. Pero si los estampados no son lo vuestro, podéis optar por diseños sutiles o abstractos, como los marmoleados. ¡No fallan!

 

Para no abarrotar mucho la estancia, elegiremos papeles con motivos pequeños, poco repetidos o simples. Evitaremos colores oscuros, papeles con motivos de gran tamaño y que nos coman el espacio.

Posición

Después de elegir el papel pintado, debemos tener claro dónde colocarlo. Combinar una sola pared con papel pintado y el resto con pintura es todo un acierto. Conseguiremos aliviar la estancia y a la vez darle personalidad. Colocar papel pintado en las cuatro paredes consigue el efecto contrario.

Otra opción es salirse de la norma y colocar papel pintado en sólo una porción de una de las paredes. De esta manera conseguimos potenciar un mueble o lugar importante de la casa, por ejemplo, un tocador.

Y si sois atrevidos, podéis optar por empapelar el techo. Le daremos protagonismo a una zona normalmente olvidada. Eso sí, eligiendo igualmente colores claros para techos bajos y habitaciones pequeñas. Si contáis con un techo demasiado alto podéis hacer la estancia más acogedora eligiendo un tono oscuro.

Posición Después de elegir el papel pintado, debemos tener claro dónde colocarlo. Empapelar na sola pared puede ser un acierto. Combinar una pared con papel pintado y el resto con pintura, conseguiremos aliviar la estancia. Colocar papel pintado en las cuatro paredes consigue el efecto contrario. Otra opción es salirse de la norma y colocar papel pintado en sólo una porción de una de las paredes. De esta manera conseguimos potenciar un mueble o lugar importante de la casa, por ejemplo, un tocador. Y si sois atrevidos, podéis optar por empapelar el techo. Eligiendo igualmente colores claros en techos bajos y habitaciones pequeñas. Si contáis con un techo demasiado alto podéis hacer la estancia más acogedora eligiendo un tono oscuro.

 

Espero que os haya servido para elegir vuestro papel pintado. Y si queréis ver otro uso decorativo del papel podéis ver esta bandeja de bañera decorada con papel pintado.

0 comentarios en “Cómo decorar espacios pequeños con papel pintado”

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad