No puedo estar quieta

Mensajes en cápsulas para curar las penas

Se me ocurrió hace tiempo hacer un regalo algo especial y sólo tenía claro que iba a consistir en regalar mensajes. No he inventado nada ni mucho menos, pero quiero compartir lo que salió de esta idea.

Pensé en cuál sería la mejor manera de entregar esos mensajes: en una caja llena de notas, mensaje en una botella, cartas, post-it…

Después de darle vueltas, caí en que, como iba destinado a una persona que abandonaba su ciudad y que seguramente iba a echar de menos muchas cosas de su tierra, necesitaría “curarse” esa separación.

¿Y si le preparaba un tratamiento a base de palabras?

Leer másMensajes en cápsulas para curar las penas